jueves, 31 de octubre de 2013

Whatever Nro 13: Discos recomendados



Discos independientes

Salvador Bachiller - Hermoso





















Todos sabemos que en un disco predominantemente acústico, existe un anticipado pensamiento o intuición (como si correspondiera a un cliché) de encontrarnos con una intimidad, o cercanía, ausente en otra clase de música. Son muchos los músicos que, eventualmente, coquetean con esta faceta intimista. Así lo hace el ex-Imán Fernando Callero en Hermoso, primer disco de su actual proyecto Salvador Bachiller. Actores protagónicos son su guitarra acústica y su voz inocente y frágil (por momentos), rayando la histeria, pero siempre encantadora. Recitando bellísimas palabras, porque hay que decirlo, la lírica es uno de los puntos más altos de su trabajo. A su vez, gracias a la colaboración de varios músicos invitados, también aparecen intervenciones de segundas guitarras, percusión suave, y sintetizadores ocasionales. Mención aparte merecen las excelentes versiones de “La música de moda” de Los Todopantalla (escrita por Andrés Olivo), y “Carrera de kartings” de Gonzalo Castello. Sin lugar a dudas, se trata de una obra llena de calidez y sinceridad, típicos atributos de un cantautor pseudo-folkie.- / Por Lautaro Albarenque.

--------------------

Los Rusos Hijos de Puta – Hola
 




















Una patada visceral en la cabeza, esa es la manera concreta con la que se recibe cada canción que compone Hola, el debut discográfico de Los Rusos Hijos de Puta. El cuarteto porteño concentra su energía y la dispersa en retratos deformes pero de gran noción compositiva, al punto que se hace casi imposible no memorizar sus canciones y tararearlas en una segunda escucha.
Luludot Viento (voz, teclados y guitarra) canta con arrogancia, teatralizando sus letras con un tono y registro que va de la dulzura al grito desahuciado, manifestando la actitud frenética y libre con la que el grupo trata cada canción del EP. El otro encargado de las voces es Julián Desbats, que además lleva el rol de guitarrista. El se pone al frente de “Carmelo”, una canción con aire fresco que recuerda a The Breeders envalentonada por un estribillo peposo y emotivo. Lisergia campirana con vuelcos explosivos en “Me caen todos mal menos mi novio” y “Nubarrón”, purgas distorsivas embriagadas del Radiohead más rockero en “Castaneda” y “Fancy”, y un final esplendoroso y super punk con “Tu mami” cierran el debut de los Rusos Hijos de Puta con un moño, listo para ser abierto y disfrutado con el volumen al máximo.- / Por Lucas Lapalma.


-----------------------------------------------------------------------

Discos nuevos

The Flaming Lips – The terror
 




















A lo largo de su carrera, cada nuevo gesto estético de los Flaming Lips ha resultado impredecible. A veces exagerados, a veces ensoñadores, siempre psicodélicos, ellos mismos han logrado definir su propia identidad como grupo rompiendo una-y-otra-vez con todo lo hecho hasta el momento y eligiendo otra dirección en el atlas musical que han conseguido cartografiar artísticamente. En ese recorrido, The terror  aparece de la nada como otro álbum extraño que, de a poco, va mostrando sus mejores capas y se hace cada vez más inteligible.
En cada una de sus canciones, el nivel de tensión que genera el desarrollo de un mismo clima musical es matizado por las exquisitas intervenciones de Wayne Coyne. Su aura y su instinto pop sostienen la apariencia cancionística a través de líneas melódicas que discuten y se enlazan con las diferentes texturas y micro secciones que plantea la ambientación instrumental. Sin embargo, un protagonismo menor de su voz y una sensación de apatía generalizada en su forma de cantar logran equilibrar el carisma de Coyne con aquello que lo rodea y lo contiene: una infinidad de fragmentos y pequeñas unidades que se van sucediendo a lo largo del tiempo y, lentamente, se convierten en la riqueza escondida de un álbum que se consolida como un quiebre espiritual en la historia reciente del grupo.- / Por Juan Manuel Pairone.

--------------------
Tropical Popsicle – Dawn of delight





















Es bien sabido que la búsqueda del sonido vintage se torna más frecuente en las bandas actuales. Tropical Popsicle se enmarca entre estas agrupaciones con la salvedad que el grupo saca sólo un provecho de sus (marcadas) influencias: la oscuridad. Así suena en nuestra cabeza la más profunda opacidad cáustica de The Jesus & Mary Chain en “Tethers”; el canto frágil y despellejado de Barrett en “The omni present heart shield”, la marea sonora jugando en sólo dos notas de The Velvet Underground en “The age of attraction”, la hipnosis excitable de Suicide en “The beach with no footprints”. Cada canción tiene su punto de referencia, sin embargo Dawn of delight no es un disco con sonido retro calcado. Hay en el grupo una buena intención por encontrar su propia personalidad, lejana a la simple toma de sonidos prestados para llegar a puertos seguros. Tropical Popsicle tiene habilidad para diversificarse combinando los climas sombríos con una nebulosa psicodelia jangle pop, logrando un resultado brillante, digno de escuchar en días frescos y lluviosos.- / Por Lucas Lapalma


----------------------------------------------------------------------


Discos viejos

Skrewdriver – All skrewed up





















Esta placa es algo polémica… en realidad lo es la banda y su posterior inclinación ideológica. Estas 13 granadas del mejor y detonante Punk Rock ’77 no tiene ni un ápice de desecho! Lanzado en Noviembre de 1977 (en cuatro colores de fondo de portada diferentes), muestra lo mejor de este cuarteto antes de enrollarse en un fanatismo pestilente de extrema derecha, principalmente orientado por su difunto vocalista y líder, Ian Stuart Donaldson (un fan acérrimo de los “Stones” de la primera hora).
Explosivas canciones como “Government action", "I don't like you", "An-ti-so-cial" y "Won't get fooled again" (escrita por Peter Townshend de los Who!) con un sonido auténticamente punkie de la época, con guitarras filosas y letras provocativas y mucha actitud hacen de este disco debut una verdadera joya del género en sólo 25 minutos.
Completan la alineación de este álbum (junto al citado Stuart), Phil Walmsley en guitarras, Kevin McKay en bajo y John "Grinny" Grinton en batería.
A principios de la década del ’90 (unos años antes del fallecimiento de su líder en un accidente automovilístico) fue reeditado con 5 tracks adicionales (incluyendo los singles “"Unbeliever" y "Streetfight”, que fueron si publicados originalmente en su versión alemana).
Prestar atención a las líricas del tema “"We don't pose" el cual fue dirigido a las nuevas bandas jóvenes emergentes de punk rock más preocupados por su imagen que de un mensaje… lástima su posterior orientación, pero éste, es uno de los mejores discos debut de Punk ’77 sin lugar a dudas! / Por José I. Alfageme.

--------------------
Gastr del Sol - Camoufleur



















Gastr Del Sol fue un proyecto nacido en Chicago a principios de la década de los 90, compuesto por David Grubbs y Jim O’Rourke. Normalmente asociado a la escena del post-rock, el grupo lanzó siete discos a lo largo de su corta carrera siendo Camoufleur (1998), el último de su discografía. Resulta casi una paradoja que éste sea considerado su disco más “accesible”, ya que a pesar de tener una inclinación más marcada hacia las melodías, la experimentación de sus trabajos previos sigue vigente. Durante todo el disco predominan las guitarras acústicas y la suave voz de Grubbs, aunque entre pianos, cuerdas y vientos, más los arreglos electrónicos, la instrumentación general del disco se complejiza bastante. Así fluye el disco, con bastante dinamismo, combinando momentos eufóricos, con pasajes más etéreos, redondeando el disco más ecléctico de su discografía, casi plantando la semilla de lo que en la década siguiente harían bandas como Dirty Projectors o Grizzly Bear. - / Por Lautaro Albarenque.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada